21 de noviembre de 2007

Feria de Propiedad Intelectual

Ya he participado en el primer evento organizado por la oficina desde que yo estoy aquí. Ha sido durante el pasado fin de semana bajo el tema de la propiedad intelectual. Se ha celebrado en el Siam Paragon que es uno de los mejores centros comerciales donde se juntan las mejores marcas en Bangkok. Puedes ver tiendas de Ferrari, Maserati, Versace, Armani, Rolex, Bang & Olufsen o puedes darte un paseo por el Siam Ocean World que es el acuario mas grande de toda Asia o simplemente ir al cine después de comer en alguno de los tropecientos restaurantes que siempre están a tope.

¿Y que tiene que ver la propiedad intelectual con nuestra oficina? os preguntareis. Pues porque se exponían productos españoles con denominación de origen como vino, queso, jamón, ... y nuestra oficina se encarga de organizar todos estos eventos en los que participa España en Tailandia.

Pero empecemos por la punta. Hicimos unos turnos par ir a la feria y a mi me toco ir el Jueves y el Sábado. El jueves solo había que ir por la tarde para montar y organizar el stand. Así que estuvimos probando la super televisión de plasma que alquilamos con los dvds, poniendo banderitas, posters, organizando los expositores y esas cosas. Nos dimos un buen tute de tres de la tarde a nueve y media, pero quedo todo bien.

Al día siguiente vino lo mejor: Cocktel de recepción anterior al día de inauguración de la feria. Había que ir de traje y corbata, así que ya lo he usado mas veces de lo que yo pensaba. Vaya un pedazo de hotel donde hicieron el cocktel. Se llama Sukhothai Hotel y es uno de los mejores de Bangkok, con multitud de salas y jardines donde hacen recepciones y demás eventos. En nuestro caso fue en un jardín precioso y nada mas llegar casi se nos saltan las lágrimas al ver el quesito, jamoncito y vinito. Casi no lo había probado desde que estoy aquí. También había comida tai que probamos y que estaba muy buena, pero he de reconocer que nos centramos en el vino y los trozos de cerdo que fueron cortando durante todo el evento.



Luego hubieron unos cuantos discursos que no nos hizo perder la concentración sobre la comida y bebida.

Cuando nos cansamos del vino y estábamos saciados de comida nos pasamos a unos cockteles de cognac que hacían y al Moët Chandon. En eso estábamos cuando conocimos a unos italianos muy majos con los que estuvimos hasta que los camareros nos daban con las escobas en los pies. ¿Porque a los españoles e italianos tenemos que quedar los últimos en irnos de los sitios? El caso es que ayudamos un poco a recoger todo aquello y nos llevamos un par de botellas de Moët Chandon que estorbaban y fuimos a bebernoslas a casa de uno de estos italianos. Para que luego digan que Bangkok es muy grande, fuimos a parar a la casa donde se hacía una fiesta la primera noche que llegamos porque uno de los italianos era compañero de Sandro que fue quien nos invito la primera vez. Así que allí estuvimos charlando y disfrutando de buen champagne.

Al día siguiente llegamos a las diez al centro comercial para empezar nuestra jornada ferial. Estuvo todo bastante tranquilo durante todo el día. Nos dimos unas cuantas vueltas por el resto de stands probando los distintos quesos, vinos y resto de cosas que nos iban ofreciendo.

El momento esperado del día era la llegada de la princesa de Tailandia que se daría una vuelta por todos los puestos. En principio nos tenían que echar del recinto para que se inspeccionara todo por seguridad a las 14:00, luego a las 15:00, a las 16:00 y finalmente nadie se fue a ningún sitio hasta que sobre las seis y media sonó el himno en el recinto y llegó la princesa. Allí estábamos todos los importadores tailandeses, la consejera comercial (nuestra jefa), el embajador de España y los dos becarios. Media hora mas tarde, la princesa pasaba por nuestro stand, se comía tres canapés mientras el embajador le explicaba y siguió su camino. No me dio tiempo casi ni ha hacerle la reverencia.

Sobre esta princesa dicen que es muy inteligente, siempre va con una libreta en la mano donde apunta todo aquello que encuentra de interés y se preocupa por los problemas del pueblo. Precisamente por eso su padre (el rey) es también muy querido en el país, siempre ha estado muy implicado en los problemas y ha implantado soluciones reales a problemas importantes. Aquí hay mucho miedo a que el rey muera porque no se sabe lo que puede pasar. Su hijo y heredero no se le tiene aprecio aquí, es el típico niño que ha nacido en una familia rica y no valora el resto, derrochando dinero por todos sitios. Así que se dice que el rey puede haber llegado a un acuerdo con sus hijos para que a su muerte se repartan las funciones y reinen los dos. Eso si, a la princesa le ha puesto la condición de que no puede casarse para reinar. Aquí no se andan con tonterías. El hermano mayor del actual rey solo reinó durante seis meses porque apareció una mañana en su cama con un tiro en la cabeza y una pistola a su lado. La versión oficial es que se suicidó, pero ¿que rey hace eso al poco tiempo de subir al trono?.

Bueno, después de esta clase de historia seguimos, aunque ya hay poco que contar. Tras el paso de la princesa se hizo la hora de cerrar el chiringuito y nos fuimos.

Ale, pues ya he visto a mi primera persona con sangre azul.

Publicar un comentario