9 de octubre de 2007

Primeros dias en Bangkok

Se que muchos de vosotros estáis deseando saber como ha sido mi aterrizaje en Bangkok, así que voy a tratar de contar las mil cosas que han pasado ya, y empezaré por el principio, antes de coger el avión.
La idea era sencilla, ir al aeropuerto y montarme en el avión que salía hacia Madrid a las 10:20, para lo que tenía que estar allí sobre las 9. Pues tenía que coincidir con la gota fría y ya cuando iba por la autovía empezó a llover, pero una cosa normal. Así que cuando llegué, facturé, me despedí y me fui a la puerta de embarque. La lluvia comenzó a ser mas fuerte y con ráfagas de viento, pero pensé que sería la típica lluvia de octubre que en media hora terminaría. Estaba bastante tranquilo porque el avión que me llevaba de Madrid a Amsterdam no salía hasta las 15:00. Pero la lluvia continuó hasta las 12:30 que nos comunicaron que vuelo se había cancelado porque el avión no pudo aterrizar en Alicante y se había quedado en Valencia. Y aquí fue cuando se torció todo. Tuve que hacer una cola de una hora en la ventanilla de AirEuropa para que me cambiaran el vuelo y otra hora buscando un vuelo disponible que hiciera Madrid-Amsterdam y Amsterdam-Bangkok. Finalmente la solución fue que me fuera a Madrid a las 19:00, durmiera en un Hotel, saliera al día siguiente hacia Amsterdam a las 10:40, esperara siete horas y finalmente me montara en el último avión que salía a las 19:30 y que solo tardaría 10 horas. Total, que salí de mi casa el jueves a las 8:30 de la mañana y llegué a Bangkok el sábado a las 13:00.

Yo pensaba que en las condiciones que iba me tiraría en la cama nada mas llegar, pero ese fue mi primer error en Bangkok. Aquí solo se descansa cuando no tienes otra opción porque tu cuerpo no responde a tu mente. Fuimos al apartamento que nos han dejado esta semana, dejamos las maletas, comimos con Santi (anterior becario y guia durante estos días) y nos fuimos a ver algunos pisos. Con solo una hora de descanso, nos vinieron a buscar para ir a casa de un Italiano donde daba una fiesta en una casa chulisima con jardín. Allí estuve hablando con tailandeses, japoneses, italianos y anteriores becarios españoles que nos contaron tantas cosas que al final ya no sabia ni como me llamaba.


Después de unos cuantos sakes, vinos y sushis nos marchamos a un bar/caraoke donde la gente se arrimaba al micro y se lanzaba a cantar, pero no es el típico caraoke español, sino que era un bar normal y corriente con un micro. Yo no me di cuenta de que la gente estaba cantando hasta que desafinó el primero. A las 2:00 cierran los bares legales aquí, así que la siguiente opción fue coger un "tuk-tuk" que te lleva gratis a la discoteca porque tiene comisión con el dueño. Después de una copa y unos cuantos bailes decidimos retirarnos muy orgullosos de nuestro primer día en la ciudad.

La tarde del día siguiente, porque ya os podéis imaginar que la mañana no la vi, hicimos nuestro primer viaje en Sky Train hasta el rio Chao Phraya donde hicimos transbordo con un bus/barco que nos acercó a la zona del Palacio Real que no pudimos visitar porque ya estaba cerrado. Pero eso no nos desanimó y nos fuimos a la calle de los mochileros, Thanon Khao San. Es impresionante, porque vas andando por una calle normal y cuando doblas la esquina las luces de los neones te aturden, y cuando vuelves en ti te das cuenta que está lleno de puestos de ropa, calzado, relojes,.... a unos precios que jamás te imaginarías en España. Paseamos un rato por allí pensando que nos compraríamos la próxima vez que pasáramos.


Cuando nuestro estomago se impuso a nuestros ojos empezamos a andar y acabamos en el MBK que es uno de los centros comerciales mas grandes de Bangkok cenando en un restaurante donde habían puestos de distintos tipos de comida: mediterránea, tailandesa, china, japonesa, vietnamita,... Finalmente nos volvimos en taxi por algo mas de 1.5 euros.



Lunes a las 8:30 de la mañana primer día de trabajo. Habían muchas cosas pendientes, así que no paré en todo el día, y para colmo a la salida del trabajo estuvimos pateando el barrio en busca de un piso, pero ya tenemos todos en el edificio donde están el resto de becarios y que está bastante bien: a 5 minutos de la oficina, piscina, tiendas, restaurante, seguridad, teléfono interno, un rascacielos,.... Yo me he quedado con el de un exbecario que está muy bien, pondré fotos cuando las haga.

Ayer, Miércoles, nos invitó la embajada al teatro porque era el festival de música y danza donde la Compañía Nacional Española de Danza hacía una representación flamenca. La representación estuvo bien pero lo mejor fue ir con entradas vip. Cuando empecé a bajar por las escaleras hacia mi asiento, pensaba que me lo había pasado porque no lo encontraba, pero era cierto, teníamos entrada de primerísima fila, vamos que si estornudaba me daba con la cabeza en el escenario. Una vez terminada la representación nos presentaron al embajador, un tio muy simpático, buenachon y cercano. Después de esto volvimos al edificio y por fin pude llevar mis maletas a la que será mi casa por un año, aunque no me ha dado tiempo a deshacerlas.
Publicar un comentario