18 de enero de 2011

Transporte en Bangkok

Ya estoy aquí de nuevo. Parece que la frecuencia de escritura ha pasado de una o dos a la semana a una  o dos al año. Una pena, la verdad que se echa de menos, pero para verano tengo preparada una sorpresa.

La idea de este y de los sucesivos post (espero hacer todos los que tengo pensado) es dar información útil a todos aquellos que quieran viajar a Bangkok, hagan escala aquí o pasen unos días en su ruta por Asia.

Así que vamos a empezar por la punta, como llegar, como salir y como moverse por la ciudad.

Lo mas común, rápido y cómodo es usar el avión. El aeropuerto internacional de Bangkok (BKK) se llama Suvarnabhumi (ท่าอากาศยานสุวรรณภูมิ) o Suvarnabhum como lo llaman los thais. Es probablemente el mas importantes del sudeste asiático. Es un aeropuerto muy moderno (2006) y grande. Desde aquí salen todos los vuelos internacionales y la mayoría de los nacionales, pero aún permanece en activo el anterior aeropuerto Don Muang (ท่าอากาศยานนานาชาติดอนเมือง) para viajar a otras ciudades dentro del país.
Una vez bajas del avión, y siempre y cuando vengas de fuera del país, pasarás por el control de aduanas en el que puedes hacer una gran cola si coincides con la llegada de unos cuantos aviones grandes. En el aeropuerto existen lugares de cambio de moneda que son tan de fiar como cualquier otro que puedas encontrar en la ciudad. Cuando ya lo tengas todo es el momento de salir en dirección hacia la ciudad.
  • Recientemente (Agosto 2010) han abierto dos lineas de tren elevado (BTS) (ถไฟฟ้าบีทีเอส) que yo no he probado. Ambas paran en la estación de Makkasan, donde podrás hacer un trasbordo y coger el metro subterráneo (MRT) para dirigirte al centro. Es la mejor manera de no tragarte un atasco.  


  • La opción que yo siempre he usado ha sido el taxi. La primera regla para usarlos es no negociar nunca el precio de la carrera y pedir que os pongan el taxímetro (miter khap?) antes de subiros. Si se niegan probar con otro taxi, al cuarto o quinto encontrareis uno que acepte. Esta regla se extiende para toda la ciudad, porque el precio que negocies siempre sera mayor que el real. Depende de donde cogais el taxi en el aeropuerto es posible que os cobren una comisión de salida. Aconsejo subir a la última planta, la zona de salida de los vuelos y coger los taxis que dejan a sus clientes, de esta manera no te cobrarán la salida, aunque en mi última temporada estaban intentando evitar esta situación. Una vez en el taxi tenéis dos opciones para llegar hasta el centro: usar la autopista o no. Por supuesto su uso es de pago y corre por cuenta del cliente, que pagará al llegar al destino o se lo puedes dar al conductor en el mismo momento que pase por el peaje que es lo que recomiendo para que no hayan líos al final. No es caro y dependiendo de tu destino pasarás por uno (45 bahts) o dos (25 bahts). La carrera rondará los 250 bahts.Si viajas en las horas de máximo tráfico, una vez dejes la autopista puedes llegar a tardar media hora en llegar a tu destino. En general los taxistas son de fiar, y el máximo riesgo existente es que desconozcan el lugar a donde te tienen que llevar (a pesar que te hayan dicho que si lo saben) y den algunas vueltas o se bajen a preguntar.
Una vez en la ciudad recomiendo usar siempre el BTS. El problema es que solo dispone de dos lineas, así que eso no siempre será posible. La segunda opción suele ser el taxi, pero los atascos en hora punta puede hacer que un recorrido corto acabe con tus nervios, así que el siguiente en mi orden de preferencia es el moto-taxi. Es un medio muy eficaz cuando se quiere ir rápido a un lugar que no queda demasiado lejos. Se les reconoce fácilmente porque llevan un chaleco de color naranja habitualmente. Suele ser barato, pero como lógicamente no tienen taxímetro pues hay que negociar antes de salir con ellos. Aunque es barato, lo normal es que un farang (extranjero) acabe perdiendo el regateo en favor del thai, incluso si le aprietas demasiado se negará a llevarte. Suelen esperar en grupos reducidos en lugares al rededor de las principales calles.


A continuación, tenemos los tuk-tuks. Les encantan a los turistas. Recomiendo subir al menos una vez porque es emocionante ir en un carro a motor a toda pastilla por las grandes avenidas. No tienen taxímetro, por lo que habrá que negociar antes de salir. Algunos intentarán llevarte a la tienda de regalos, trajes y demás en el que se llevará comisión, así que negaros rotundamente y ofrecerle una pequeña propina si os lleva a vuestro destino lo mas rápido posible.


La siguiente alternativa será el barco. Como veis en esta ciudad existen todos los medios de transporte posibles. Hay dos lineas principales:
  • Chao Phraya Express Boat que recorre el principal río de Bangkok, Chao Phraya (แม่น้ำเจ้าพระยา)
 
  • Y el menos conocido pero muy útil y mas curioso aún es el Khlong Express Boat, que son unos botes que se desplazan por un canal o Khlong (คลอง). Es similar al autobús. El bote llega, la gente baja al pequeño muelle corriendo y cuando han terminado suben los que estaban esperando. Una vez dentro pasan los revisores a cobrar. Este medio es muy rápido y baratísimo.

La última opción que no usé nunca, aunque me hubiera gustado probarlo para conocerlo desde dentro, es el autobús. Son viejos y tienen el mismo inconveniente de tráfico que el taxi, así que siendo ya de por sí el taxi barato creo que no merece la pena.


Y por supuesto a pie. Siempre que se pueda es la mejor manera de conocer la ciudad, su gente y sus olores, pero las distancias en esta ciudad de mas de 10 millones de habitantes son muy grandes, así que esto no siempre es posible. En muchos casos os encontrareis con calles sin aceras y poco iluminadas, pero Bangkok es sin lugar a dudas una de las ciudades mas seguras del mundo.
Publicar un comentario